IMG_5498

Al norte de Botsuana llegan miles de turistas de todo el mundo para contemplar las bondades del Parque Nacional Chobe y las decenas de especies de animales que allí conviven libremente. Su único límite es la propia naturaleza. Se ven elefantes, jirafas, hipopótamos, búfalos, varias especies de antílopes, cocodrilos, ciervos, monos, zorros, iguanas, y aves de todo tipo y color. Los leones aparecen de vez en cuando, en horarios nocturnos, de día reposan a la sombra. Es difícil de describir la sensación de ver estas criaturas en su hábitat natural, libres, corriendo, bañándose, cazando, confraternizando… A veces parece un poco intrusiva la cercanía de los turistas, pero es uno de los parques que más respeta el hábitat de los animales, ya que no hay ningún tipo de cercas y los guías no portan armas. Cada uno tiene su espacio allí, hombre y animales. Todos tienen su ámbito y eso es lo lindo, el gran territorio de Botsuana lo permite. Cada safari parece un metáfora de algo mayor, de un debate milenario: el hombre, con sus avances y su desarrollo, acercándose a lo opuesto, aproximándose y maravillándose por la antítesis, por esa naturaleza pura, sin tiempo, donde el devenir discurre pero en otra dirección, la del ciclo de la vida, no la del “progreso”. Quizá deberíamos cambiar de dirección o al menos repensarla. La riqueza de África también se aprecia en su flora y su fauna, únicas en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s