IMG_1010

Vasijas con agua fría reposan a la sombra en la ciudad de Dongola. Cuando un familiar muere, los musulmanes realizan este tipo de ofrendas a la comunidad. Son por tiempo indeterminado. El muerto purifica su alma en el camino a la nueva vida cada vez que un vecino se hidrata. El agua tiene un valor simbólico muy elevado en el Islam. Con las altas temperaturas del desierto sudanés también cobra un valor especial y vital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s