Festival del Águila dorada en Bayan-Ulgii

Desde hace 18 años, todos los primeros fines de semana de octubre, Bayan Ulggi -una provincia en el extremo noroeste de Mongolia- se viste de fiesta. El acontecimiento es sin dudas muy singular, algo bien propio de la cultura kazaja, la etnia mayoritaria en este rincón del país, tan remoto y distante de la capital.

Cazadores de toda la región se congregan a unos ocho kilómetros de la ciudad de Ulgii (capital de la provincia), para competir en lo que se conoce como “Festival del Águila dorada” (Golden eagle festival), organizado por la Asociación “Berkut” (“Asociación comunitaria para la preservación de las tradiciones kazajas y la conservación de las águilas doradas” -que en español también se las conoce como “águilas reales”).

La caza con águilas es una práctica tradicional de los kazajos, este pueblo que fue corrido de Rusia por el imperio zarista, y se asentó en esta zona montañosa, en pleno macizo de Altái. Además de Kazajistán, donde son mayoría, hay kazajos -una comunidad de origen turco-, en China, Uzbekistán y Rusia.

El festival dura dos días. En esta ocasión hubo más de 120 participantes, y resultó ganador “Arman”, un cazador oriundo del pueblo “Sagsai” (a unos 30 kilómetros de Ulgii).

La competencia, -que parece más una exhibición para los cientos de turistas y fotógrafos de todo el mundo que se acercan para ver este espectáculo único (este año hubo cerca de 1000 foráneos de 20 países distintos)-, consiste de dos pruebas. El primer día, las águilas son llevadas por un ayudante del cazador hasta una montaña cerca, y éste debe llamarla y hacer que vuele hasta su brazo.

En el segundo día, cuando ya varios competidores quedan en el camino por lo haber superado la primera prueba, las águilas son liberadas por los ayudantes en lo más alto de la montaña, y deben atrapar un señuelo que los cazadores -que siempre van a caballo- llevan atado a una soga y sacuden al compás de sus gritos, que las águilas reconocen a la distancia. Los señuelos son pieles de zorros o conejos, dos de los animales que estas águilas son capaces de cazar.

El ganador se define por el tiempo en que su águila demora en llegar hasta la presa, y la distancia que vuela desde la montaña hasta unos círculos que se dibujan en el piso con piedras pintadas de blanco. Si el águila atrapa a la presa dentro del primer círculo -el más cercano a la montaña- vale 6 puntos, si lo hace en el segundo: 8, y si lo logra en el más lejano: 10 puntos.

A pesar de no ser una caza real, y ser un show para mostrar los dotes de los kazajos en este arte de cazar con águilas, ver a esos animales impotentes -que pueden llegar a pesar 6 kilos- desplegar sus alas que abarcan más de dos metros, es algo asombroso.

Los protectores de los animales deben estar rasgándose las vestiduras ante el “maltrato” a estas aves domesticadas, pero tengo que decirles que hay toda una legislación que las protege, y hasta se les otorga la jubilación luego de 10 años de servicios de caza.

Sin embargo, la sensación es ambigua. Es un fenómeno natural y cultural a la vez. Se puede apreciar la hermosura de esta conjunción en este evento, pero también da un poco de pena por estos animales que deberían estar volando libremente.

La entrada cuesta 30 dólares para ambos días, y los precios de los alojamientos en Ulgii suben los días del festival, pero se encuentra por menos de 10 dólares la noche. Los más osados pueden acampar cerca de las montañas o el río Khovd, pero las temperaturas en esta época del año en estas localidades a más de 1500 metros de altura, son congelantes. Los días del festival la sensación térmica rondó los -10.

Además de las águilas, hubo competencia de tiro con arco a caballo, de mejores vestimentas tradicionales, y dos juegos muy particulares. Uno consistía en una especie de carrera de caballos en parejas, y las mujeres iban pegando con el rebenque a los hombres, y el otro juego -que terminó en escándalo-, tenía como objetivo disputarse el cuerpo sin vida de una oveja decapitada. Los jinetes hacían maniobras alocadas sujetando las patas de la oveja para no soltarla. Se puso un poco agresiva la disputa y terminó con represión policial y corridas a los uniformados.

En la entrega de premios también hubo caos, pero la policía -con sus acciones abusivas como en todo el mundo, disparando con unas pistolas eléctricas- pudo apresar a los revoltosos descontentos con los resultados. No se sabe porqué fue el descontento. Cuando consulté entre los locales, no sabían qué decirme y apenas sonreían, diciendo que las trifulcas son algo muy normal entre los kazajos (otra tradición al parecer), muy proclives a la riña.

Pese a las escaramuzas del final, que obligaron al intendente de Ulgii a irse a las apuradas del escenario y a desmontar toda la estructura entre los tumultos, el evento valió la pena para conocer de cerca una tradición sin parangón -al menos para los latinoamericanos-, muy pintoresca y atractiva para los flashes.

Algunas fotos del Festival:

 

También les dejo algunas fotos de Ulgii, una ciudad que parece un pueblo grande, que tienen la particularidad de ser la única provincia de Mongolia con mayoría de kazajos y de adeptos al Islam.

Las montañas nevadas y el río le dan un toque mágico al paisaje, pero por momento la ciudad se ve gris con sus chimeneas humeantes. La mayoría de las casas tienen un sistema de calefacción muy antiguo que funciona a base de carbón, que también es usado en las industrias, que resultan súmamente contaminantes.

Los suburbios con las casas bajas, cuadradas, elaboradas de forma artesanal con materiales rústicos y económicos, se asemejan a las periferias de las ciudades árabes. Los niños son mayoría y saludan cada vez que ven a un extranjero, pero como todo lugar con algún atractivo turístico, de a poco se empieza a contaminar el ambiente y los pequeños ya aprenden la palabra maldita: “money”.

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Festival del Águila dorada en Bayan-Ulgii

  1. Pingback: A dedo por Mongolia – (Parte 6: La difícil ruta del norte) | PRÓXIMA ROTONDA·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s