Sainshand-Choyr: entre budas y refinerías de petróleo

A Sainshand se llega muy fácil. El boleto de tren desde la capital cuesta 9100 tugriks, que equivalen a menos de 4 dólares (la clase más baja, para viajar sentado). Es la vía férrea que conecta Mongolia con China, el famoso “transmongoliano”; pero este servicio es sólo dentro de Mongolia: desde Ulán Bator hasta la región “East Gobi”.

Tras 10 horas de viaje en los cómodos trenes que van semi vacíos, y que recorren los menos de 500 kilómetros con frecuentes paradas en pueblos diminutos, llegamos al destino con mis circunstanciales compañeras de viaje: una checa que ronda los 40 y una rusa de unos 35, en busca de aventuras por fuera del circuito turístico tradicional de Mongolia.

Sainshand es una cuidad pequeña, de unas 30 mil personas, que viven del turismo (más que nada local) que llega hasta allí para conocer uno de los lugares sagrados del budismo tibetano, denominado “Shambala”. Pero el notable crecimiento, con múltiples obras de pavimentación y construcciones, los “karaokes”, y algunos hoteles de lujo, denotan algo más. Algunos kilómetros al sur de la ciudad, se encuentra una pequeña localidad llamada “Zuunbayan”, donde hay yacimientos petroleros. De allí proviene el dinero para el desarrollo de infraestructura en este poblado alejado de todo, en medio de una zona árida, semidesértica.

El centro es prolijo, con algunas calles asfaltadas y unos pequeños edificios de viviendas de 4 o 5 pisos. Hacia las afueras las calles son de tierra y todo el contexto es el de un pueblo: muchos niños disfrutando la vía pública, ya sea las calles de tierra o las plazas donde siempre hay algún aro de basket; las yurtas detrás de cercos de maderas irregulares armados con los materiales que hay a disposición; y una tranquilidad asombrosa.

En cuanto a “Shambala”, es uno de los tres lugares sagrados del budismo tibetano en esta tierra, una especie de puerta al mundo espiritual, un centro energético especial para la meditación. Está situado a unos 40 kilómetros de la ciudad y cuenta con un campamento de yurtas que se pueden alquilar para pasar unas noches cerca del templo Khamar, construido en 1821 bajo las órdenes de “Danzan Ravjaa” que luego fue reconocido como “Noyon Khutagt Danzanravjaa”, la quinta reencarnación de una especie de Lama del Gobi.

El lugar es famoso también porque fue visitado por el 14to Dalai Lama, Tenzin Gyatso, actual líder espiritual de la escuela Gelug del budismo tibetano, premio nobel de la paz en 1989.

El templo es una especie de iglú blanco circular con una torre dorada encima. Adentro, como en todo templo budista, hay mucho color, con figuras de esta religión tan particular sobre la que poco conozco pero que cada vez me llama más la atención por su mensajes y símbolos tan distintos a los demás credos, que me resultan más lineales y reduccionistas. De todos modos me declaro incompetente para sentir algo especial en estos lugares en los que muchos creyentes dicen experimentar sensaciones extra corporales y extra terrenales.

Tras pasar dos noches en la ciudad (los hoteles no cuestan más de 4 dólares), nos dirigimos rumbo norte, con destino a la localidad “Choyr”. Salimos a la ruta en busca de algún transporte hasta allí, con la idea de llegar hasta ese lugar para empezar la ruta rumbo oeste.

Primero nos levantó un muchacho que manejaba una combi y nos dejó en la ruta, pero en la salida hacia el sur, por lo que no conseguíamos a nadie que vaya a Choyr, sino que entraban a Sainshand. Caminamos bordeando toda la ciudad por la ruta de asfalto unos 6 kilómetros. Desde allí se ven algunas refinerías de petróleo. En la ruta había poco movimiento por lo que nos subimos al colectivo que partía de Sainshand a la capital. Pagamos menos de 3 dólares (tras un breve regateo) y el chofer nos dejó subir porque había algunos lugares libres atrás.

Llegamos a Choyr y armamos la carpa al lado de un monasterio budista que parecía abandonado o en refacción. Cerca había unas yurtas con algunas familias. Los niños como de costumbre fueron los primeros en acercarse para saludar a los extraños. Los adultos avalaron nuestra estadía allí cerca de una calle que conducía al centro del pueblo. Como no hay ningún atractivo turístico cercano no se ven turistas. El caserío tiene una linda plaza que a la tarde está repleta de niños.

Parece un pueblo gobernado por los pequeños, con todo lo hermoso que ello implica. Andan en grupos por las calles de tierra sin la tutela de ningún adulto, se los ve sonrientes y libres.

Cerca de la estación de tren (el pueblo vive gracias a ello y también a las refinerías de petróleo ubicadas en la periferia oeste del poblado) están las calles asfaltadas y hay un monumento con un hombre desnudo sujetando un cohete con su mano izquierda, en pose de querer lanzarlo, conmemorativa del primer “cosmonauta” mongol, “Jugderdemidiin Gurragchaa”.

La pintoresca estación, que se destaca entre las construcciones bajas lindantes, es una de las herencias del período soviético, cuando esta ciudad fue base militar. Hoy es una “zona empresarial libre”, es decir que cuenta con cierta autonomía.

Es interesante el sistema de luminaria pública con paneles solares y pequeños generadores eólicos en la parte superior. Tecnología de avanzada en medio de un poblado sin cloacas y con apenas 3 ó 4 calles de asfalto. No hay mucho más en Choyr, apenas una prisión de seguridad media.

La comida no cuesta más de 3 dólares en los restaurants (hay platos más caros, pero por esa suma se come bien) y también hay algunos karaokes y “clubs” nocturnos con luces azules que destacan en las oscuras y frías noches, que contrastan con los claros y calurosos días a pleno sol.

Hasta allí el camino fue fácil. Lo más complejo -y fascinante- estaba por venir…

Anuncios

Una respuesta a “Sainshand-Choyr: entre budas y refinerías de petróleo

  1. Pingback: A dedo por Mongolia (Parte 5 – La travesía de 2000 kilómetros con Vladimir) | PRÓXIMA ROTONDA·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s