Otra(s) Oveja(s)

“Nunca voy a decir que soy gay, esto es África, es un tema tabú” (muchacho de 22 años de Tanzania que tiene una relación a distancia con un suizo 30 años mayor que él).

“Tengo miedo de ser gay, acá podes ir a prisión” (muchacho de 23 años de Kenia, abusado sexualmente de chico por su tío).

 

Están fuera del corral. Salieron adrede, forzando el cerco. Saben que corren riesgos, pero están dispuestos a asumirlos, quieren ser la vanguardia que genere un cambio, un gran cambio en el interior de su comunidad y en África en general.

Tres teólogos y pastores de iglesias cristianas (protestantes y católicas) de Botsuana, entre ellos una muchacha de menos de 30 años se, se reunieron con un profesor de arte y actor reconocido en Gaborone, la capital del país. Aldo Brincat, oriundo de Sudáfrica, es una especie de referente de la comunidad homosexual. Quieren que forme parte de su equipo. Juntos pretenden desarrollar en este despoblado país del sur de África, una especie de sede de una organización internacional que busca acercar la religión a los gays, lesbianas y transexuales.

Este organismo no gubernamental llamado “Other sheep” (Otra oveja) ya está presente en países como Uganda, Kenia y Zimbabwe, donde, paradójicamente, gobierna un dictador hace casi 30 años (Robert Mugabe) y tiene una de las más brutales consideraciones con respecto a los homosexuales; pero por debajo, en el interior de la sociedad, las otras ovejas se están organizando.

Como está pasando en Botsuana ahora mismo. El camino no es sencillo. Saben que luchan contra tres pilares constitutivos de la sociedad que la anclan al pasado: la cultura (muchas comunidades y tribus aún conservan tradiciones sumamente patriarcales y homofóbicas y se resisten a aceptar cambios que provengan del “afuera”); la biblia (la iglesia como institución prefiere mirar para otro lado como siempre -pero sus pastores están revolucionando la granja-); y las leyes (en Botsuana ser homosexual es un delito, aunque la última vez que esto fue penado fue hace 12 años, cuando la policía irrumpió en el hogar de una pareja de hombres mientras tenían relaciones sexuales, invadiendo todo tipo de privacidad, lo que despertó numerosas críticas).

Durante la reunión se hablaron temas organizacionales, lo más complejo en estos primeros pasos, aunque cuentan con los modelos y las pautas de procedimiento de otros países con quienes estarán en estrecho contacto a través de la “África desk”, donde se aglutinarán fuerzas.

Las "otras ovejas" con Aldo (izquierda) de anfitrión

Las “otras ovejas” con Aldo (izquierda) de anfitrión

La idea de montar esta organización a nivel local es para superar lo que ya se viene haciendo a través de otras agrupaciones, que ya están luchando desde las bases en cuanto a temas legales, y hacia el interior de la comunidad homosexual, para que se organice; pero las otras ovejas tienen un objetivo más ambicioso y abarcador, quieren influir a través de sus posiciones estratégicas en las concepciones e ideas de la sociedad en su conjunto.

“Dumy”, el pastor de la “iglesia reformista”, de orientación “protestante”, contó que en sus servicios dominicales, junto a sus fieles, estos temas ya se discuten y tienen una gran recepción. Puertas adentro de su iglesia cuesta instalar el tema, ya que según contó, muchos de sus colegas prefieren seguir sentados cómodamente sobre viejas tablas morales, haciéndose los distraídos. Pero él es de los que sabe que no puede seguir esquivándose el tema, es algo presente en la sociedad, no pueden tapar el sol con las manos.

Más que discutir leyes que en la práctica pueden ser meros papeles pintados, este grupo buscará acercarse a personalidades influyentes de la sociedad civil, ya sea otros colegas pastores o profesores de escuelas y universidades, para que éstos empiecen a hablar del tema con otras miras, más amplias, más liberales.

El proceso será arduo, lento y riesgoso, pero Aldo, el actor y productor teatral mencionado, está entusiasmado con el tema, ve un buen porvenir en la organización, quiere ponerse a trabajar de inmediato. “Esto es lo más avanzado de África; me pone muy feliz, en otros países del continente matan a los homosexuales, y da la casualidad de que en esos países las economías también están decayendo”.

Religión y homosexualidad parecen caminos opuestos pero no lo son para este grupo incipiente de rupturistas que prefieren poner manos a la obra y ser parte activa dentro del cambio. Cuando se habla de “atraso” en África no se contemplan este tipo de mentes oriundas de estos suelos postergados, que son tan o más progresivas que en cualquier otro continente “desarrollado”. Habrá que esperar algunos años para ver si tienen éxitos con sus propósitos o no, pero que ya se hable del tema en estos círculos que antes parecían cerrados con férreos candados, es sin duda un síntoma positivo.

 

JII. Gaborone, Botswana. Agosto 2014

Anuncios

3 Respuestas a “Otra(s) Oveja(s)

  1. es un avance enorme q se empiece a hablar y se difunda en forma global este tema y no solo en forma legal….parece mentira q existan lugares en el mundo q tomen la homosexualidad como DELITO……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s