Historia repetida

“El dinero del turismo nosotros no lo vemos, se va todo afuera.” En el pueblo Kasane, en la región de Chobe, al norte de Botsuana, en el límite con Namibia, Zambia y Zimbabue, tampoco ven el río.

Ese torrente de agua le da vida a un ambiente reseco, una sábana semiárida donde habitan decenas de especies de animales en los inmensos parques nacionales que atraen a turistas de todo el mundo.

Petruss en su negocio de artesanias

Petruss en su negocio de artesanias

En el pueblo no hay otro recurso, es sólo el turismo, pero claro, las grandes compañías y los magnates locales ya monopolizaron la explotación de esta industria. Sobre la costanera desde donde se aprecia el impasible río Chobe, se asientan lujosos hoteles y complejos privados de imposible acceso para un habitante de la zona, que forzosamente debe recluirse tierra arriba.

Onalethuso Petruss Ntema es sociólogo y poeta. Trabajó para un organismo de Derechos Humanos durante cinco años pero hace poco tiempo, luego de publicar su primer libro de poemas, decidió dar por terminada su carrera dentro del sistema, y hoy tiene un puesto de artesanías donde revende los trabajos que compra a los artistas locales, y donde también expone algunas de sus obras.

Tiene 30 años, es rastafari, y muy crítico de cómo funciona el sistema en su comunidad, donde se mantienen niveles elevados de pobreza pese a las riquezas naturales que poseen. Pero sabe que es parte de una minoría. Sus compatriotas no se involucran en política, están más pendientes de asuntos religiosos y de cómo alimentarse día a día, por lo que creen a ciegas en los discursos de los líderes políticos (que dicho sea de paso, están en plena campaña para las elecciones venideras) que prometen mejorar la situación económica y social de las familias.

Petruss no podía contener sus discursos llenos de cuestionamientos. Sabe que algo anda mal. Algo no cierra en los números. Su propio negocio corre riesgo porque está ubicado en la carretera principal del pueblo y el gobierno local quiere “reacomodarlos” (léase, correrlos a lugares poco transitados, algo que dinamitaría su economía) porque “afean” el paisaje con su informalidad y precariedad. No alcanza con monopolizar la zona costera, sino que también desean que la ruta principal esté “adornada” con grandes cadenas de supermercados y comidas rápidas, que con sus lujosas infraestructuras le dan un aspecto moderno al pequeño poblado.

“La mayoría de los políticos tiene acciones en esas compañías.” Petruss lo sabe, la mayoría no. Son los cómplices del nuevo dominio económico. Es la historia que se repite en todas las excolonias de los grandes imperios; deberán caminar largos años para lograr una verdadera emancipación de sus antiguos opresores, y de los actuales, disfrazados con trajes elegantes y encubiertos bajo discursos de “igualdad” e “independencia”.

 

JII. Kasane, Botswana. Agosto 2014

Anuncios

Una respuesta a “Historia repetida

  1. la historia de siempre…..se repite y se repite , siempre hay personajes singulares como Petruss q son testigos de estas tan tristes realidades……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s