El Fasil FC a un paso de la Premier League

La cita era a la tres de la tarde, seis horas menos en el reloj de los etíopes que manejan unos horarios extrañísimos, ya que para ellos, están seis horas adelantados a lo que marcan los husos horarios internacionales, y a la 1 de la mañana, por ejemplo, es cuando empieza a amanecer, y a la 1 ó 2 de la tarde es cuando oscurece.

El estadio de la ciudad de Gondar, con capacidad para unas 15 mil personas, estaba vacío una hora antes del cotejo entre el equipo local, el Fasil FC, y el conjunto de la vecina localidad de Bahir Dar.

El estadio de la ciudad de Gondar

El estadio de la ciudad de Gondar

El partido correspondía a la liga regional Amhara, cuyo campeón se gana el derecho de participar en la fase final, donde 10 equipos de todo Etiopía se disputan las dos plazas de ingreso a la “Premier league”, la primera división del país.

El Fasil venía puntero, por lo que la cancha fue tomando color cuando se acercó la hora del partido. Las entradas se compran en la única ventanilla que está fuera del cerco perimetral de chapas sostenidas con troncos de madera, aunque claro, también están los revendedores, infaltables.

El precio de los tickets va de los 10 Birrs a los 30 (20 a 1 con respecto al dólar). Los más baratos son para ubicarse detrás de los arcos o en la tribuna de material (cemento y piedras) de 12 escalones ubicada frente a los bancos de suplentes. La más cara es para acceder a la única tribuna techada, donde está la barra del Fasil, donde tampoco hay butacas, pero es un poco más alta –unos 50 escalones- y el cemento para sentarse es más liso y está pintado con los colores de la bandera de Etiopía, verde, amarillo y rojo.

Los hinchas más caracterizados le aportaron color y ruido al evento. Minutos antes del inicio un muchacho corpulento, vestido con pantalones militares y botas militares pero con la remera con la que se identifican los hinchas del Fasil (toda roja con algunas inscripciones en amárico en blanco), repartió entre los hinchas más fieles una docena de banderitas pequeñas, de mano, con los colores del equipo.

A partir de allí empezó el aliento. Mientras los jugadores hacían el precalentamiento en la cancha, ya se escuchan los cánticos de la gente, que aplaudía y saltaba en un clima de algarabía. Hubo algunos insultos para los visitantes antes de que salten al campo de juego, mientras aguardaban en la misma tribuna que los hinchas, pero no pasó de alguna cargada.

Cerca del inicio, se acumularon varios niños en la reja de acceso a la tribuna más cara. Todos querían estar con la hinchada, cerca de los bancos de suplentes, donde estaba el aliento. Los militares, con sus bastones, los arriaban como a cabritas para que se dispersen y se ubiquen en los lugares correspondientes. Las fuerzas de seguridad por lo general disponían de macanas, pero algunos uniformados ostentaban sus armas largas. La mayoría estaba cerca del ingreso a la tribuna más cara, el resto del estadio parecía desprotegido.

En las colinas de atrás de la cancha –ubicada a unos 2100 metros de altura- también se acumulaba gente para ver el match. La tribuna techada se colmó de gente, que se paró para recibir al equipo.

La barra del Fasil de Gondar, Etiopía

La barra del Fasil de Gondar, Etiopía

Los jugadores para poder ir a los vestuarios tras la entrada en calor, debían pasar por el pasillo que queda entre el primer escalón y el alambre de dos metros que cerca el campo de juego, que estaba rodeado por una pista de atletismo. Locales y visitantes atravesaron esos dos metros sin problemas. Sólo hubo un poco de griterío como para dar ánimos a los protagonistas.

Ambos equipos ingresaron juntos y saludaron alineados a todos los concurrentes. Se realizó el saludo FIFA –donde los visitantes pasan delante de la formación de los locales saludando uno por uno a los jugadores estrechando sus manos-, y se dio inicio al juego.

La hinchada siguió alentando todo el partido con sus cánticos, coordinados por los líderes de la barra, el militar, y dos más que iniciaban el griterío y la muchedumbre repetía o contestaba según la letra de la canción. Algunos hinchas con sus silbatos también marcaban el ritmo, aunque el árbitro mandó a acallar a los revoltosos porque podían confundir a los jugadores.

Uno de los organizadores de la torcida del Fasil montó un equipo de sonido dentro de la cancha, cerca de donde estaban los tres camilleros con sus chalecos con una cruz roja, y los cartelitos de chapa con los números para las sustituciones, y le dio el micrófono a uno de los hinchas para que el aliento se oiga por altoparlantes, pero el cuarto árbitro, enfurecido, desenchufó el cable.

El capo de la barra era un milico y no había pudor alguno en alentar con parlantes. Yo me imaginaba el repertorio de cantitos argentinos para burlarse de una hinchada como esta.

El partido se jugaba como se podía. Las condiciones del campo no eran buenas, por lo que se hacía muy difícil poder dominar el balón, que la

El arquero del equipo visitante se prepara para sacar

El arquero del equipo visitante se prepara para sacar

mayor parte del tiempo iba por los aires. El equipo local paró tres delanteros. La estrategia era clara, pelotazo a los tanques de arriba para que fuercen jugadas de peligro. El 9 era veloz y el puntero izquierdo fue la figura, pero no se vio mucho fútbol, sólo garra y jugadores con poco criterio.

El primer gol de los locales vino cuando promediaba el primer tiempo. Un disparo potente de afuera del área al centro del arco, rebote largo del arquerito visitante, y la empujó un volante local. La pelota traspasó la agujereada red y estalló el estadio. Tirando besos a los hinchas, los jugadores se acercaron a donde estaba el grueso de los hinchas para celebrar la conquista.

En el entretiempo, el gordito moreno que había montado el equipo de sonido animó al público para que siga cantando, y organizó la colecta de fondos para ayudar a financiar el tratamiento de un hincha enfermo. Varios muchachos de la hinchada pasaron por la tribuna con bolsitas de nylon donde los asistentes ponían su donación.

Los 15 minutos de entretiempo se respetaron a rajatabla y los jugadores saltaron al campo para disputar la segunda mitad. Se abrieron las puertas del estadio para acceder a las tribunas descubiertas, y miles de hinchas ingresaron, la mayoría niños, que minutos antes del cierre, se retiraron con las primeras gotas de lluvia.

El partido siguió igual. Los visitantes se animaron un poco más pero sin ideas ni fútbol (intentaban jugar pero era muy difícil hacerlo), y el partido se definió a los 25 minutos cuando un defensor del equipo de Bahir Dar paró un remate de la figura del Fasil con la mano adentro del área, y el árbitro, de correcta tarea, dio penal sin dudar. Definición sutil a la derecha del portero que fue hacia el otro lado y asunto resuelto. La hinchada deliraba, el equipo de la ciudad quedaba a un paso de la clasificación.

El partido se caldeó un poco con forcejeos y empujones, pero el juez manejó con tranquilidad la situación. Advertencias para ambos lados y no pasó a mayores.

El estadio de la ciudad de Gondar

El estadio de la ciudad de Gondar

Cuando terminó el encuentro, todos los jugadores se saludaron en el medio del campo, y los del Fasil se pusieron a bailar y cantar de cara a sus hinchas, que no paraban de celebrar correteando y saltando en el pasillo de la tribuna. Los visitantes se agruparon en el banco de suplentes, se hidrataron, y se retiraron saludando a los hinchas locales, que los aplaudieron durante el trayecto en el que caminaron en medio de la tribuna.

Cuando los locales se dispusieron a ingresar a los vestuarios, se abalanzaron los hinchas para abrazar a sus figuras, sobre todo al 9, al que apretujaron y dieron efusivas muestras de cariño.

El diluvio forzó la rápida salida de los hinchas que estaban en las tribunas descubiertas, y obligó a los que estaban en la platea techada a quedarse en sus lugares hasta que amaine la tormenta, que se prolongó casi media hora y terminó de arruinar el campo de juego.

 

Así se festejó el triunfo:

 

JII. Gondar, Etiopía. Mayo 2014.

Anuncios

Una respuesta a “El Fasil FC a un paso de la Premier League

  1. q linda experiencia en un partido de futbol desde tan lejos….uno creeria q no tienen pasion por este deporte como en este hemisferio…pero en su forma sin duda la tienen….me encanto la camiseta de argentina con Messi en su espalda……gracias a el nos conocen un poquito…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s