Cristianismo a la etíope

Al llegar a países desconocidos, sobre los que uno no leyó en la escuela, ni se enteró de sus avances en los medios de comunicación –sólo llegan noticias trágicas-, la fascinación ante cada hallazgo dentro de sus historias es enorme.

Etiopía -el segundo país más poblado del continente, con cerca de 90 millones de personas viviendo en el vasto territorio de geografía montañosa y fértiles tierras-, es uno de los países más interesantes en cuanto a su pasado.

Lo que más me llamó la atención al llegar es el cristianismo a la etíope; quizá porque venía de tres meses en países musulmanes, pero llegar a esta tierra rodeada de países guiados por el Islam, y encontrarme con cristianos ortodoxos -o coptos-, fue sorprendente. Más sorprendente aún cuando uno empieza a inmiscuirse un poco en cómo fue que la virgen María y Jesús, con sus revelaciones, llegaron a estas tierras remotas.

Lo cierto es que Etiopía es uno de los primeros países en convertirse al cristianismo. Oficialmente esto ocurrió en el siglo IV d.C, cuando San Frumencio trajo el mensaje del Evangelio desde Roma al reino de Aksum (o Axum), surgido tres siglos antes, en lo que hoy es el territorio noreste de Etiopía y Eritrea. El emperador de aquel entonces, Ezana, aceptó las palabras del mensajero, y la nueva religión se diseminó por todo el país. San Frumencio fue nombrado el primer obispo o “Abuna” de Etiopía, y es conocido como Abune Selama Kesaté Birhan (Nuestro Padre de la Paz, Revelador de la Luz).

El techo de una iglesia en Gondar, pintado con ángeles, como la capilla sixtina

El techo de una iglesia en Gondar, pintado con ángeles, como la capilla sixtina

Lo curioso es que en el siglo VI, las iglesias en Egipto y Etiopía, que seguían al patriarca de Alexandría (ciudad al norte de Egipto, donde el imperio romano montó su capital), se separaron de Roma por las diferentes concepciones en cuanto a la naturaleza humana y divina de Cristo.

Los “monofisitas” niegan que tenga dos naturalezas (humana y divina), sino que conciben que su ser es uno solo, por lo que fundaron su propia Iglesia copta u ortodoxa, con su propia liturgia, símbolos y leyendas. Es así como en Etiopía surge este cristianismo diferente, propio de estas tierras, con sus propias ceremonias y lugares de culto, aunque claro, en lo central coinciden: hay un solo dios creador, una virgen María y un hijo del dios, Jesús (está es la principal diferencia con los musulmanes, que creen que Jesús en un simple profeta, un mensajero, pero de carne y hueso, ya que no resucitó como dice la Biblia). Hay que pensar también que aquel entonces no había un poder central tan influyente como el Vaticano, por lo que el cristianismo adoptaba diversas formas según donde hacía pie.

Es extraordinario ingresar a los templos sagrados de los cristianos coptos de Etiopía. Allí están sus representaciones de las vidas de Jesús y María, con su arte, muy distinta a la que se encuentra en Europa. Los ángeles tienen rasgos africanos, ojos grandes, negros y rasgados. El color de la piel también es más oscuro. Hasta Jesús está africanizado. La habilidad de la iglesia católica para penetrar y arraigarse culturalmente fue notable.

Historia manchada con sangre

Las iglesias también son muy distintas. Las que quedaron en pie en Gondar (hubo un caudillo musulmán conocido como Grañ que inició una cruzada en estas tierras quemando todas las iglesias y matando a los que no querían convertirse al Islam en el siglo SXVI), o las que se encuentran en las islas del lago Tana, al norte del país, que datan del siglo XIV, tienen rasgos muy autóctonos, particulares, que las tornan muy llamativas. Tienen formas circulares y techos como de chozas. Tienen un estilo arquitectónico similar a las grandes carpas de circos, pero erigidas con troncos de madera y techo de chapa, los elementos disponibles en la región.

Las cruces también son distintas. Los coptos crearon unas con siete puntas, por los siete sacramentos. Ni hablar de las pinturas al interior de estos monasterios, antiguas viviendas de monjas y monjes ortodoxos. Todo es colorido (los colores se mantienen de manera increíble; estas pinturas se confeccionaron con vegetación local) redondeado, con formas más caricaturescas, mucha sangre, degollados, ojos muy expresivos, no tanto gesto de drama como en Roma, pero sí muchas batallas.

Hasta el día de hoy los cristianos coptos son mayoría en el país (aunque los musulmanes avanzan rápidamente), y siguen firmes con sus tradiciones pese a que tras muchas idas y vueltas con la Iglesia Católica (a veces con violencia de por medio, y quema de libros de unos u otros grupos de cristianos), lograron unificarse y todos responden al Vaticano.

Los monasterios de Etiopía (lago Tana)

Los monasterios de Etiopía (lago Tana)

Hay algunas leyendas que indican que el propio Jesús, en vida, estuvo en Etiopía, cuando junto a su madre, la virgen María, huyeron de Jerusalén, donde el emperador romano Herodes realizaba una cruenta matanza de niños (conocida como “Matanza de los inocentes”), buscando asesinar al nuevo mesías que amenaza su poder.

Entre otras particularidades del cristianismo etíope, está el Kebra Nagast, uno de los libros que los coptos consideran canónicos, que cuenta la historia de todas las monarquías del país y la historia en general.

En esta biblia etíope se cuenta que el “arca de la alianza” -un cofre sagrado donde estaría la “tabla de la ley” donde estarían escritos los 10 mandamientos-, está aún en Etiopía, en la iglesia Santa María de Sion. Según la leyenda, fue traída a estas tierras por Menelik I, el primer rey y fundador de Aksum, hijo del rey Salomón y la reina de Saba.

Las cruces de los cristianos coptos

Las cruces de los cristianos coptos

Esa es otra rica e interesante historia, que cuenta que la reina de Saba (un personaje bíblico, oriunda de estas tierras africanas) fue de visita a Israel y en la noche que pasó junto a Salomón quedó embaraza, por eso todos los monarcas etíopes (hasta Haile Selassie, destronado por una revolución comunista en 1974. ¡Si, una revolución comunista! Otra locura histórica del país) dicen tener descendencia directa o indirecta de la tribu de Judá a la que pertenecía este reconocido rey de Israel hijo de David y de la que también formaba parte el mismo Jesús. Por eso, el León de Judá es un símbolo representativo de Etiopía. Estaba en su bandera y hasta el día de hoy está en las monedas del país.

De aquella leyenda también surge la particularidad de que en Etiopía se encuentra una importante comunidad de judíos, denominados “falashas”, que también dicen ser descendientes de Salomón y la reina de Saba, y no adhirieron al cristianismo sino que siguieron el mandato del rey de Israel.

Por suerte en la Constitución del país se reconoce la libertad religiosa, y hoy conviven pacíficamente (cada tanto hay alguna triste noticia, la últimas fueron en 2011 con matanzas y quemas de libros sagrados) cristianos coptos, musulmanes y judíos.

Esta mezcla impresionante se observa hoy en Etiopía y se aprecia en la práctica. Los cristianos coptos rezan con posiciones similares a la que utilizan los musulmanes, arrodillándose y posando la frente en el suelo, y entrando descalzos a las iglesias tras besar puertas o paredes, y también tienen tradiciones compartidas con los judíos, como la de circuncidar a los niños varones al octavo día de su nacimiento.

Como verán, una historia inabarcable en el transcurso de las pocas semanas o días que uno visita Etiopía, pero al menos es interesante adentrarse un poco a observar este mundo totalmente desconocido.

 

Las representaciones de Jesús en iglesia de Etiopía

Las representaciones de Jesús en iglesia de Etiopía

 

JII. Gondar, Bahir Dar, Etiopía. Mayo 2014

Anuncios

Una respuesta a “Cristianismo a la etíope

  1. Q interesante una historia diferente del cristianismo……como decis veo mucha sangre….por ende mucha violencia , eso no lo hace tan diferente de otras zonas donde se impuso esta religion….q dice AMAR AL PROJIMO COMO A TI MISMO….Ojala nos sigas contando las costumbres de este pais tan interesante sobretodo por sus diferencias…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s