Los nubios

Gasser vive en la isla Elefantina, un pequeño poblado frente a la ciudad de Aswán en el sur de Egipto. Para llegar allí hay que tomarse un ferry que por un pound egipcio, y en dos minutos te deposita en esta isla del Nilo.

Allí sólo viven “nubios”, una civilización tanto o más añeja que la egipcia, que tuvo épocas de sana convivencia y otras de enfrentamientos con sus vecinos del norte

Hoy por hoy, diseminadas por el sur de Egipto, hay unas 60 comunidades de nubios, que son muy orgullosos de su origen y guardan ciertas distancias y tratan de no cruzarse con los egipcios. “Acá somos sólo nubios, no tenemos problemas con los egipcios pero sí con sus gobiernos.”

Pese a estar dentro del territorio que hoy forma parte de Egipto, ellos no se sienten parte del país. Por las divisiones arbitrarias de los territorios, hoy algunos quedaron del lado norte de la frontera y otros –la mayoría- del lado sur, en Sudán.

Gasser y sus compatriotas tienen pretextos para no sentirse identificados con los gobiernos egipcios, ya que desde hace más de 40 años, 90 mil nubios viven desplazados de las que fueran sus tierras natales.

El ex presidente militar egipcio Nasser, para evitar inundaciones y generar energía eléctrica, en 1970 terminó de construir una represa -y consecuente embalse- en el Nilo, casi en la frontera con Sudán. Lo que no tuvo en cuenta fue que los que quedaron río arriba (al sur geográfico de la represa) sufrirían las consecuencias, ya que el ecosistema cambió radicalmente, y los antiguos asentamientos nubios quedaron bajo el agua (y también muchos antiguos templos egipcios como Abu Simbel que fueron rescatados por la UNESCO y organizaciones internacionales).

Nasser les prometió nuevas tierras cerca del Nilo, pero la mayoría de los nubios terminaron en zonas desérticas, despobladas y con escasas posibilidades de desarrollo. También prometió llamar “Nubian lake” al lago que se formó del otro lado de la represa, que hoy es la única vía de acceso a Sudán desde Egipto (se cruza en un barco que tarda 20 horas y sale una vez a la semana, y en algunos momentos del año dos), pero terminó poniéndole su nombre, Nasser.

Dentro de todo, Gasser no se queja tanto, fue uno de los más favorecidos por su actual ubicación, y dentro de su comunidad gozan de una cierta autonomía, aunque la crisis política-económica actual de Egipto los afecta sobremanera.

Él trabajaba en un barco-hotel que cerró ante la escasez de turistas luego de la Revolución y subsiste con el sueldo de maestra de inglés de su mujer, que trabaja en una escuela privada.

Un bar en la comunidad Elefantina de los nubios

Un bar en la comunidad Elefantina de los nubios

“Los países árabes somos estúpidos, debemos aprender de lo que pasó en los demás países, siempre lo que vino después de las revoluciones fue peor”, dijo resignado.

“El gobierno de Mubarak fue malo, pero no estamos preparados para la democracia, por eso es necesario un dictador”, concluyó.

Gasser sueña con viajar a Sudán para conocer algunos pueblos y ciudades nubias de allí, y también fantasea con ir a Alemania, ya que conoció muchas personas de aquel país que van a pasar el invierno europeo en las cálidas latitudes del sur de Egipto.

Hoy en su comunidad reina el desempleo, los jóvenes se las rebuscan como pueden, hay unos pocos cultivos de mango y de alimentos para el ganado pero no mucho más, se vive el día a día dentro del caserío rústico pero colorido, donde no transitan autos por las calles de tierra, y todo es paz y tranquilidad.

“Acá no hay policías, no los dejamos entrar, son extraños. Nuestros problemas los resolvemos entre nosotros, con los ancianos”, cuenta Gasser. El único problema son las drogas, que están desembarcando en todos lados, y su comunidad no es la excepción. Los jóvenes son un blanco fácil con tanta inactividad y falta de estímulos.

Gasser sigue el mandato de Alá, como “el 100%” de los nubios, y no se queja de su presente, aunque sabe que podría ser mejor, pero hasta que no cambie la mala situación actual, poco puede “pensar en el futuro”.

JII. Aswán, Egipto. Abril 2014.

Anuncios

2 Respuestas a “Los nubios

  1. Pingback: Cómo cruzar la frontera entre Egipto y Sudán | PRÓXIMA ROTONDA·

  2. Triste realidad de tantos pueblos diseminados p el mundo….creo q en África debe ser más común q en otros lugares y q no son noticia importante para los poderosos….entonces tienen cada vez menos oportunidades y en general están en manos casi siempre de personajes incorrectos, quienes en los q menos piensan son en sus necesidades…sus derechos y sus sueños….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s