Cuatro

Los bares de Aswán estaban repletos. El convite era tentador. Real Madrid-Bayer Munich por el partido de ida de las semifinales de la Champions League.

Decenas de sillas apuntaban al plasma que colgaba en uno de los costados del patio que daba a la vereda. Un ejército de mozos atendía a las más de 50 personas que pedían yiyas y bebidas. En Aswán el calor es intenso, por eso las gaseosas y los vasos de agua son más solicitados que el té.

Algunos no se interesaban por el partido y jugaban a las damas y al dominó en las mesas de la vereda que daba a la calle que desemboca en la estación de trenes de la ciudad.

El movimiento era intenso. Por las noches la gente anda por la calle, ya que de día se hace difícil por el sol. Se veía a los transeúntes caminando tomados de la mano (es una costumbre entre musulmanes) con su ropajes típicos que constan de largas túnicas de colores claros y sandalias. Las mujeres con sus infaltables velos. Nadie usa shorts o bermudas, no está bien visto.

De repente se empezaron a escuchar murmullos que se fueron tornando más intensos. Las cabezas de los espectadores del match empezaron a girar levemente hacia la izquierda, para mirar hacia la calle. Los curiosos se multiplicaron en poco tiempo, cuando la bulla ya era grande.

Era un grupo de unas 100 personas marchando hacia el lado de la estación de tren. Había hombres adelante, y un grupo reducido de mujeres atrás, que aplaudían y cantaban consignas en árabe. Se escuchaba la palabra “Mursi”. Eran seguidores del destituido presidente, el primero electo por la mayoría en la historia del país, allá por 2012.

Llevaban pequeños carteles que tenían dibujadas manos haciendo el gesto de “4”, levantando todos los dedos menos el pulgar. Caminaban rápido. Algunos dentro de la movilización tomaban fotos. No se veían periodistas ni fotógrafos profesionales.

El gesto de cuatro es por una feroz represión perpetuada por los militares en la plaza “Rabaa”, y “4” en árabe se dice “Arba-a”, por la similitud en la pronunciación, el 4 quedó como un sello o marca de los seguidores de Mursi, los “Hermanos Musulmanes”, contra el clásico “2” o “V” de la victoria de los seguidores del militar Sisi. Se cree que allí la matanza descarnada (ocurrida en agosto de 2013) se cobró la vida de al menos 500 personas, aunque las versiones extraoficiales cuadruplican esa cifra.

Entre los espectadores del partido se vieron algunos gestos de desaprobación para con los manifestantes, pero no mucho más, rápidamente voltearon y siguieron en lo suyo.

A los pocos minutos, camiones de policías que parecen blindados, escoltados por tanques de guerra con soldados armados con metralletas merodearon la zona, que volvió a su tensa calma dentro de un país en revolución.

JII. Aswán, Egipto. Abril 2014.

Anuncios

Una respuesta a “Cuatro

  1. Como debe sentirse en un país donde sobrevuela la violencia en cualquier momento….me resulta aterrador…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s