Sin vuelta atrás

El barrio de Dokki, en El Cairo, parece ser una zona comercial, con ventas de todo tipo. Las calles y veredas están repletas de productos que aguardan a ser comercializados. Hay que ir caminando entre los autos que estacionan en doble fila y las mesas de los cafés donde se fuma yiya y se toma té.

La muchedumbre te arrastra, hay que tener una buena cintura para hacer eslalon entre los transeúntes. El ruido ambiente es de un tono perturbador, entre bocinazos, gritos de vendedores y bulla generalizada.

Sentada en una silla de uno de los tantos bares, en medio de la vereda, cerca del ingreso de la estación del Metro, una mujer con su bebé de apenas unos meses en los brazos, mostraba su oferta a los que por allí pasaban: lapiceras.

Estaba en silencio. Miraba hacia el lado del café, del que la separaba una especie de pasillo de un metro por el que se apelotonaban los caminantes.

Azules o negras. Dos pounds egipcios y medio cada una (algo así como 30 centavos de dólar). Su negocio no parecía muy solicitado. La gente seguía su camino. Nadie se detenía. La mujer pasaba desapercibida, estaba a la altura de la cintura de los que caminaban, y sus dos cajitas que contenían unas 50 lapiceras no estaban muy visibles.

“¿Qué nacionalidad?”, preguntó curiosa, con un inglés limitado pero entendible. Pareció una de esas preguntas para abrir el juego y sacar de adentro algo que esta como atragantado y necesitas imperiosamente exteriorizarlo.

“Yo, Siria, Alepo”, dijo la muchacha de no más de 35 años, de piel blanca con un cutis aterciopelado, ojos negros penetrantes, y un velo gris claro, apagado, sobrio, que cubría su cabello. El bebé dormía en sus brazos, parecía no molestarse por el escándalo de las calles del Cairo.

Siria es uno de los países donde “la primavera árabe” caló hondo. El problema es que las potencias metieron la cola por intereses geopolíticos estratégicos, y se ha desatado una feroz represión por parte del dictador que ostenta el poder, Bashar Al Asad. La situación es tremenda, con matanza de civiles a diario (se calculan 150 mil muertos desde el 2011 a la fecha), y gente que huye despavorida ante los inescrupulosos que manejan las armas del país.

“No se puede vivir allí. Ya no podemos volver”. Sus ojos y sus escuetas palabras muestran el drama de los que más sufren las salvajadas de los poderosos, que para mantenerse en el poder son capaces de las peores atrocidades que puede cometer un ser humano.

Esta mujer es uno de los millones de casos de las personas que deben dejar su lugar de origen y llegan sin nada a empezar de cero una vida nueva en un país distinto al que nacieron por culpa de los de arriba, que cuidan su lugar de privilegio y lejos están de preocuparse por lo que sufren los de abajo. Esta mujer, con su bebé, fue forzada a migrar, dejando atrás muerte y recuerdos. Ahora sólo podrá subsistir por la solidaridad de algún par, ya que las autoridades no prestarán atención alguna a su situación. Egipto, por su ubicación geográfica, recibe muchas personas de oriente, que huyen de esa zona candente, minada, donde las potencias juegan a la guerra porque necesitan de sus recursos.

Si vendía las 50 lapiceras juntaría 125 pounds egipcios, unos 18 dólares. ¿Y luego qué?

 

JII. El Cario, Egipto. Abril 2014.

 

Anuncios

2 Respuestas a “Sin vuelta atrás

  1. EN ARGENTINA SE ESTA MATANDO A TODA UNA GENERACION CON EL PACO , Y SE HACE MUY POCO Y NADA PARA RESOLVER ESO , ES OTRA FORMA DE GENOCIDIO , ESTO TAMPOCO TENDRA VUELTA ATRAS , HAY UNA GENERACION O TAL VEZ MAS DE UNA QUEMADAS !!!, Y ESTO LLEVARA EN EL MEJOR DE LOS CASOS UN PAR DE DECADAS PARA RESOLVERSE

  2. Triste historia q se repite en todo el mundo por la guerra de poderes q a los q más afecta es a los q menos tienen….
    Peleas por recursos….por religión….por poder…por droga…etc…..nada justifica q se generé tanta desigualdad…tantas injusticias….tantas pérdidas…desarraigo…dolor…..
    Q esta pasando con la raza humana…..habrá solución?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s