Extraña coincidencia

El tema está presente en el aire del norte de Marruecos. En todas las ciudades costeras se respira la brisa marina y la situación de los migrantes africanos que buscan mejor vida en Europa.

En el bar “Sofía” de la ciudad de Larache -ubicada a orillas del océano Atlántico-, cuyo dueño es un español, el gran plasma que colgaba sobre una de las paredes laterales mostraba las noticias de una señal de aquel país, en donde se informaba sobre la situación de alrededor de 800 africanos que buscaban llegar a Melilla. La forma de lograrlo: saltar el cerco perimetral que han construido allí y evitar que los atrapen las fuerzas de seguridad cuando caían en suelo español.

El cerco de Melilla

El cerco de Melilla

Melilla, junto a Ceuta (allí no hay cerco, directamente están construyendo un muro), son parte del territorio de Marruecos, pero la soberanía es de España. Son dos pequeños enclaves coloniales bien al norte del continente, sobre la costa mediterránea. Allí van muchos africanos en busca de dinero. Son los restos de lo que fue el dominio europeo en el continente, que hoy por hoy va por otros caminos, más sutiles, pero igual de devastadores. El dominio actual se plasma en la situación de esos migrantes. Allí se ve el grado de daño perpetuado en las empobrecidas naciones, dependientes de las migajas que sobran del plato de los países “centrales”, y siguen atadas a sus economías, cumpliendo el rol de proveedor de materias primas y trabajadores a bajo costo.

Estas dos ciudades autónomas españolas son de las tantas sinrazones territoriales que se ven por todo el continente, y en Marruecos en particular, que al sur tiene otro conflicto creciente y sin resolver con la República del Sahara Occidental, un territorio ocupado militarmente por Marruecos, pero cuya soberanía está en disputa. Aún es considerado “territorio no autónomo, bajó supervisión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas”.

Al parecer es buen negocio para algunos africanos llegar allí, a esas “ciudades españolas autónomas”, y trabajar o comprar cosas de marca para luego revender en algún país africano. Es como llegar a Europa sin salir de África, un poco menos arriesgado que lanzarse en barca para llegar al viejo continente.

La señorita periodista informaba que algunos “habían logrado pasar”, pero la policía logró que la mayoría de los hombres se tiren del lado marroquí. Mientras tanto, se veían imágenes de un grupo de hombres de raza negra colgados del alambrado, y otros corriendo atrás del mismo, como un malón, buscando algún punto débil de la guardia civil española para lograr escabullirse y lanzarse a la nueva vida. Unas imágenes que parecían de otra época, pero que retornaban al presente cuando volvían a enfocar a la periodista hablando desde el moderno estudio de TV.

En el norte de Marruecos se ven muchos negros que llegan de toda África con este propósito, escapando de las miserias de sus países, tentados por esa idea que está muy presente en el imaginario colectivo, que pinta una Europa potente y glamorosa, donde conseguir dinero resulta más sencillo y la vida es más llevadera. Llegan sin nada, empiezan de cero, son el sobrante del perverso mercado, que los fuerza a volcarse a actividades que sólo son ilegales para que unos pocos se lleven más dinero.

Unos días más tarde, en Rabat, la capital política de Marruecos, un muchacho moreno de unos 30 y pico se acercó a pedirnos dinero. Venía con un pie vendado, y se apoyaba en uno de esos bastones que tienen un agarre en el antebrazo. Con sus pocos conocimientos de inglés logró decirnos que venía de Camerún y que casi pierde el pie en la caída del alambrado, cuando intentó entrar de manera ilegal a Melilla.

 

JII. Larache y Rabat, Marruecos, marzo 2014.

Anuncios

Una respuesta a “Extraña coincidencia

  1. triste realidad q se repite alrededor del mundo…..cual será la solución para q esto se termite….habrá solución…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s