Impresiones sobre Tánger

La ciudad de Tánger está situada bien al norte de Marruecos, sobre la costa, a pocos kilómetros de España. Desde allí salen muchos ferrys al viejo continente, y muchas balsas de africanos ilegales en busca de una mejor vida del otro lado del mar-océano, ya que allí se mezclan el Mediterráneo y el Atlántico.

Varias cosas llaman la atención al caminar por esta coqueta ciudad, que tiene una amplia costanera donde se ven monstruosos hoteles y muchas discotecas. Las playas del centro son amplias pero no están muy limpias, como suele ocurrir en la costa de las grandes ciudades, más si se tiene en cuenta el poco apego por conservar y cuidar los espacios públicos o naturales que tienen los marroquíes, que arrojan residuos al suelo con mucha naturalidad.

A diferencia de otros sitios de este multifacético país, allí sí se ven muchas personas de raza negra, ya que llegan hasta allí desde muchos rincones de África para saltar a Europa. Trabajando en los restaurants –como cocineros o como cazador de clientes (está difundida la práctica de que una persona con el menú en la mano trabaje afuera del restaurant tratando de persuadir a los transeúntes a que entren en ese local), o vendiendo alguna chuchería, es común cruzarse muchos negros, algo para nada usual en Marruecos.

Otra cuestión llamativa, y quizá esté vinculada indirectamente a lo anterior, es que en Tánger, en la vía pública, se ven muchísimas banderas de Marruecos adornando los postes de luz o las rotondas. Quizá es una manera de alentar ese nacionalismo y patriotismo chauvinista ante la marea de inmigrantes que pretenden alejarse de África ya que sus países no les dan posibilidades.

Otro elemento que sorprende es el boom de la construcción que hay allí. Remodelación del puerto, nuevos complejos hoteleros, residencias lujosas a las afueras de la ciudad hacia el lado de la costa Atlántica, arreglos de infraestructura en general… se ve que hay mucha gente apostando por Tánger, que sin dudas, en unos años cambiará su fisionomía por la notable ola de inversiones que están arribando.

Una particularidad que se da en la ciudad es que cuando te atienden, en los comercios prefieren que le hables en español y no en inglés, ya que tienen más habituado el oído y manejan algunas palabras. También es curioso como utilizan palabras en español para nombrar a los negocios, como por ejemplo, café “La amistad” u hotel “Victoria”. El norte marroquí, desde comienzos de 1900 estuvo “colonizado” (ocupado-dominado) por España (el nombre formal era el de “Protectorado español”), y el sur por Francia, por eso allí prefieren el francés, y más cerca del mediterráneo hablan un poco de castellano (el país se “independizó”, formando el Reino de Marruecos, en 1956, desde esa fecha gobernaron tres reyes, Mohamed V, Hassan II y el actual, Mohamed VI, hijo del anterior).

Como dato de color, en Tánger, el tema de la ducha de agua caliente no es un tema menor. En los hoteles que no ofrecen baño dentro de la habitación -los más económicos, claro- la ducha se suele cobrar aparte, y algunos de ellos ni siquiera tienen. Por eso, por la calle, se ven letreros arriba de puertas ofreciendo el servicio de duchas en habitáculos especiales dentro de las casas.

Mirá la galería de fotos de Tánger.

Tánger, Marruecos. Marzo 2014. JII

Anuncios

2 Respuestas a “Impresiones sobre Tánger

  1. Pingback: Galería de fotos: Tánger, Marruecos | PRÓXIMA ROTONDA·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s