Pollo fresco para el Tajine (con video)

“Vamos a comprar pollo fresco para el Tajine”, dice Aziz en medio de la caminata de vuelta a casa. Nunca mejor utilizado el calificativo de ‘fresco’.

En el pequeño almacén que ofrece frutas y verduras, un corral contenía unos 10 pollos que lanzaban algún quejido cuando su verdugo se acercaba. Estaban todos apelotonados en un rincón, como guarneciéndose de las manos sanguinarias del hombre, pero poco podían hacer ante las garras humanas. Cuando les toca la hora, les toca, no hay escapatoria.

El trabajador del almacén tomó un pollo de las alas con una sola mano y tras un leve cacareo, el ave de blanco plumaje se resignó y quedó posada sobre la balanza, boca abajo, sin saber qué hacer.

Debajo del mostrador, el muchacho hizo la peor parte del trabajo con una frialdad asombrosa. Toman al pollo de la lengua y le cortan el cuello para que se desangre lentamente en un balde con agua caliente. De este modo, sufre lo menos posible.

Cuando no hay más señales de vida del animal y tras limpiarle la sangre, lo despluman en una máquina ruidosa donde van introduciendo el cuerpo del pollo, cuya carne y huesos se mantienen intactos.

El hombre, con la misma fiereza y falta de escrúpulos con que le clava el cuchillo en la garganta para matarlo, le corta la cabeza, las patas y el resto del cuerpo que no sirve, lo embolsa y listo, pollo para el Tajine…

Agadir, Marruecos. Febrero 2014. JII

Anuncios

Una respuesta a “Pollo fresco para el Tajine (con video)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s