Cuba: informaciones sueltas para los viajeros

Publicado por JII en Panorama Negro. Septiembre 2012.

Antes que nada, quiero instar a todos los viajeros que lean este artículo, a que se den una vuelta porCuba. Si hay un país para conocer, vivenciar, disfrutar y descubrir, esa es la isla caribeña, que vive una realidad totalmente atí­pica, fuera de lo corriente para todos aquellos que vivimos en un país capitalista.

Vayan preparados a un choque muy grande; toda la estructura mental y de pensamiento que tenemos construida, sufre un sacudón importante. Por eso, para todos aquellos apasionados y dispuestos a cuestionar esas prefabricaciones para nada casuales, y vinculadas al sistema imperante, Cuba es una cita impostergable.

Tras pasar un mes allí­, pude descubrir y descifrar algunas cuestiones que les serán útiles durante su estadí­a.

Seguridad

Para que se queden tranquilos, la inseguridad es algo extraño allí. Lo peor que puede sufrir un turista (a los que cuidan mucho, porque saben todo lo que lo necesitan) es algún “jinetero”; así­ se conoce a una práctica difundida sobre todo en lugares comunes a los que acuden los extranjeros.

Una mujer o un hombre, persuaden y engañan al foráneo, para sacarle un poco de dinero, ya sea en bebidas, o a cambio de sexo. Si te movés por lugares turí­sticos tenés que estar alerta en este sentido, hay historias que además terminan con algún robo luego de emborrachar al extranjero.

Otra cosa de la que cuidarse es de los vendedores de puros, que en plena calle, ofrecen precios irrisorios por los mejores tabacos. Generalmente son falsos; “te venden plátanos envueltos”, como dicen allá.

Los intermediarios también son moneda corriente en los lugares habituales de los gringos. Gente que te ofrece un taxi, comer en un restaurant, y hasta una casa particular en donde alojarte, pero ellos no brindan ningún servicio, sino que cobran una comisión por llevarte a lo de un conocido de ellos; obviamente que el precio de lo que consumas será más elevado justamente porque vos sos el que paga esa comisión. Por eso, siempre lo mejor es contactar directamente con el proveedor del servicio, ya que además, todo precio es “regateable”.

Alojamiento

Para alojarse, recomiendo las casas particulares. Todas las casas que arrendan un cuarto, están identificadas con su correspondiente cartel en la puerta, por lo que es fácil encontrarlas, ya que además, es un servicio muy difundido y que cada vez crece más. El precio ronda los 20 CUC diarios (unos 20 dólares), por lo que es el gasto más grande que uno tiene.

Lo bueno de alojarte en las casas particulares, es que se tiene un contacto más directo con el cubano; claro que la gente que hospeda turistas no es la más representativa como para trazar los rasgos identificativos de los cubanos (ya que tienen un poder adquisitivo más elevado que la media), pero de todos modos se establecen relaciones muy nutritivas y profundas con las personas.

La moneda

Con respecto al dinero, es todo un tema. En Cuba rige un sistema de doble moneda, el CUC y el peso cubano, también llamado: la moneda nacional. El CUC esta casi como el dólar (aunque conviene llevar Euros, ya que cuando cambiás en dólares en las casas de cambio llamadas “Cadecas”, te cobran un impuesto extra), y el peso cubano esta 1 a 25 con relación a la moneda norteamericana.

Es recomendable tener de las dos monedas encima, ya que conviene muchísimo consumir (sobre todo alimentos y libros) con el peso cubano. Cuando comés en lugares que te cobran en CUC, no gastas menos de 4 o 5, lo que equivalen a 100 o 125 pesos cubanos, y con ese dinero, en lugares que aceptan la moneda nacional, podés hacer 2 ó 3 comidas.

Una pizza en la calle cuesta entre 5 y 15 pesos cubanos, lo mismo que algún sándwich, por lo que por 30 ó 40 pesos se puede comer y beber bien.

Los lugares que cobran en CUC y los que cobran en moneda nacional están bien identificados; los de CUC tienen más oferta y variedad, y los de peso cubanos son más precarios, pero convienen mucho si se está haciendo un turismo mochilero o austero, y si se quiere tener más contacto con la forma de vida del cubano promedio, al que se le complica mucho tener acceso a los lugares que cobran en CUC.

Transporte

El trasporte no es nada fácil. Para moverse por las provincias la única empresa de colectivos que traslada turistas es “Viazul”, que ofrece un servicio reducido y bastante caro. Las opciones son los taxis colectivos que juntan un cierto número de personas (4 ó 5 dependiendo del tamaño del auto) y te pueden llevar de provincia a provincia a veces por menos dinero que las “Guaguas” como llaman a los colectivos.

Si los trayectos no son muy largos se pueden hacer en camión, que cobran 20 pesos cubanos, y son el transporte más económico y utilizado por los cubanos. Obviamente son movilidades precarias, con asientos incómodos e improvisados dentro de “la caja” del camión, y por supuesto sin aire acondicionado, pero es otra forma de vivenciar la rusticidad con la que lidian los autóctonos de la isla.

Para trasladarse dentro de las ciudades, los colectivos interurbanos son la opción más económica, cuestan 1 peso cubano, casi nada; el problema es que siempre van llenos, sobre todo en las ciudades grandes. Otra oferta económica son los taxis colectivos (generalmente los autos antiguos de la década del 50 o 60 que tienen su correspondiente cartel), que hacen recorridos pre establecidos por las avenidas importantes y cobran 10 pesos cubanos.

Están los taxis que cobran en CUC, pero por lo general son autos más modernos, aunque siempre conviene preguntar antes de subirse, si se paga con “divisa” (como se conoce al CUC) o en moneda nacional.

Lugares recomendados

Las ciudades que recomiendo visitar son La Habana obviamente, por toda la oferta cultural que tiene (es imprescindible ir al museo de la Revolución y al menos al Gran Teatro); Santiago de Cuba, por la historia y el aire revolucionario que se respira allí, además de que la gente es sumamente hospitalaria; Trinidad por sus encantos naturales y arquitectónicos (también es interesante el museo de “la lucha contra los bandidos” durante los años posteriores al triunfo de la revolución) y Viñales, por el majestuoso valle de “mogotes” (montañas con formas onduladas muy llamativas) y por la vida de campo que se lleva allí­.

Claro que también hay lugares interesantes como las visitas a la Sierra Maestra en el “Oriente” de la isla, la ciudad de Cienfuegos, de corte más industrial y moderna, Santa Clara, por el mausoleo del Che Guevara, Camaguey por sus pintorescas calles y plazas, entre otras.

Las playas son todas atractivas; Cayo Coco y Cayo Guillermo son las que más me gustaron (están cerca de la ciudad Ciego de Ávila, y del pueblo Morón), aunque las playas del Este en La Habana (a sólo 20 km del centro de la ciudad, por 5 CUC te lleva y te trae un bus) también son muy bonitas.

Es un paí­s con ofertas múltiples y para todos los gustos; la parte histórica y cultural es la que más disfrute en los personal (ya relataré algunas anécdotas y vivencias en futuras notas), pero para aquellos que gustan de un turismo de relax y playas, la oferta también es muy buena.

Por todo esto, recomiendo fervientemente visitar Cuba. Pueden leer online o comprar un ejemplar del libro que recopila mis vivencias en la isla es la página: http://vivicuba.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s