En busca de la felicidad: Fabio de Guadalupe (capítulo final, video)

Publicado por JII en Panorama Negro. 2010.

Con Fabio nos cruzamos de casualidad, como siempre en esos viajes en los que no hay planes ni rutas preestablecidas, sino impulsos instintivos que te llevan por caminos que indefectiblemente te regalan sorpresas. ¿Habrá sido sólo casualidad? Cuesta creerlo.

Fabio fue uno de los personajes que más nos marcó en nuestra travesía por Sudamérica. Estaba con machete en mano, cortando leña cerca de un pueblo perdido de Bolivia, llamado Guadalupe. Nos acercamos con mi amigo Franco para preguntarle algo y se abrió un diálogo que duró horas y que nos invitó a un montón de reflexiones, y motivó decenas de posteriores diálogos entre nosotros, y con nosotros mismos.

Este artista (pintor y escultor) y docente, es argentino. Vivió en los suburbios de Mar del Plata durante su infancia y hasta la adultez. Tuvo una hija, pero nada lo detuvo para su búsqueda. Partió rumbo a Bolivia a encontrarse consigo mismo, y de esa manera poder crecer como profesional.

Su destino lo encontró en este pequeño caserío boliviano, cerca de donde mataron al Che Guevara. Allí vive solo, sin electricidad ni cloacas. Pese a estas carencias a nivel material, Fabio encontró allí otras cosas que lo hicieron quedarse. En el video cuenta un poco de este proceso que experimentó, e invita a todos a que sigan su camino, o al menos, a que lo piensen como una posibilidad, dentro de un mundo de férreas reglas y estructuras que condicionan cada una de las facetas de la vida de las personas.

Presten atención a su concepto de éxito y “revolución interna” en cada persona, para saber medirse uno mismo hasta dónde puede llegar en lo suyo, dentro de su profesión.

También nos contó su concepción de la felicidad, que gira entorno a identificarse con lo que cada uno es. Para ello, cree imprescindible encontrar un lugar en donde tu nivel de desarrollo o evolución este en sintonía con la dinámica de ese lugar. En síntesis, según Fabio, hay que tratar encontrar otros “escenarios” donde desempeñarse, no lo que el sistema digita y estipula.

Sin dudas que fue uno de esos momentos que tornan irrepetibles y treméndamente enriquecedores a los viajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s